8 formas de controlar el azúcar en la sangre naturalmente, controla tu diabetes y cuida tu salud

Los niveles de azúcar en la sangre pueden aumentar sin control si tu cuerpo no puede transportar los azúcares de la sangre a las células.

Cuando continuamente comes carbohidratos y azúcares, lo cual es muy común en el mundo de hoy, donde el azúcar a menudo está oculto y también se encuentra donde no lo esperaríamos, sometes tu cuerpo a un golpe con picos.

Lo que es peor es que este cambio afecta no solo tu salud, sino también tus pensamientos y tu estado de ánimo, que se balanceará, con fases de euforia seguidas poco después por tristeza y gotas de energía.

Si los niveles de azúcar en la sangre no se controlan con una dieta equilibrada, la situación puede empeorar y provocar afecciones graves, como diabetes.

Veamos cuáles son las formas más fáciles y  asequibles para que todos reduzcan naturalmente los niveles de azúcar en la sangre .

VER FOTO 😮

  1. Reduce tu consumo de carbohidratos

Tu cuerpo divide los carbohidratos en azúcares (la mayoría de ellos glucosa) y la insulina transporta azúcares a las células.

Cuando comes demasiados carbohidratos o tiene problemas con la función de la insulina, este proceso no se lleva a cabo correctamente y los niveles de glucosa en sangre aumentan.

Hay varias cosas que puede hacer para resolver este problema:

Elimina dulces refinados y carbohidratos;

consuma solo carbohidratos en forma de cereales en granos y siempre acompañado de ghee para mitigar el impacto glucémico;

Consume fruta fresca y seca solo en pequeñas cantidades y siempre acompañada de grasa cruda. Podrías dejar de consumirlo por un tiempo, lo que también ayudaría a obtener una limpieza completa del hígado.

  1. Aumenta tu consumo de verduras y fibra.

Las fibras ralentizan la digestión de carbohidratos y la absorción de azúcares. Por esta razón, ayudan a asegurar que el azúcar en la sangre crezca de manera estable y controlada .

Además, el tipo de fibras que consumes también juega un papel clave.

Hay dos tipos de fibra: insoluble y soluble. Ambas son importantes, pero las fibras solubles en particular han demostrado reducir los niveles de azúcar en la sangre.

Además, una dieta alta en fibra puede ayudar a hacer frente a la diabetes tipo 1 al mejorar el control del azúcar.

  1. Beber agua e hidratarse

La hidratación es un factor clave para reducir los niveles de azúcar en la sangre.

Con la hidratación, la hormona vasopresina hace que tu hígado produzca azúcar en la sangre al aumentar los niveles.

En este punto, los riñones intentan eliminar el exceso de azúcar a través de la orina, lo que hace que pierda agua en el proceso. Beber agua regularmente rehidrata, disminuye los niveles de azúcar en la sangre y reduce el riesgo de diabetes.

Ten en cuenta que el agua y los tés de hierbas son los mejores. Las bebidas endulzadas aumentan el azúcar en la sangre, contribuyen al aumento de peso y aumentan el riesgo de diabetes. Incluso los jugos de frutas naturales, que no contienen fibra, generan un pico glucémico inmediato.

Así que asegúrate de beber siempre al menos 1 litro y medio de agua, preferiblemente caliente (incluso en verano), entre comidas.

  1. Consume proteínas en cada comida

Pescado, carne, huevos, quesos de leche cruda, semillas de cáñamo, semillas de chía, legumbres (máximo un par de veces a la semana).

Estos, con las verduras, deben ser la base de tu dieta y deben consumirse primero, antes que los granos enteros en los granos.

El caldo de carne también es excelente, especialmente si tienes una constitución fría y síntomas de debilidad.

Proteína, aumentando la sensación de saciedad, y te ayudará a no abusar de los carbohidratos.

  1. Haz ejercicio regularmente

El ejercicio regular puede ayudarte a perder peso y aumentar la sensibilidad a la insulina.

Una mejor sensibilidad a la insulina ayuda a que tus células sean más capaces de usar los azúcares disponibles en el torrente sanguíneo.

El ejercicio también ayuda a los músculos a usar el azúcar en la sangre para obtener energía y contracción muscular.

Si tienes problemas con el control del azúcar, debes verificar periódicamente los niveles. Esto lo/a ayudará a comprender cómo responder a las diferentes actividades y a asegurarse de que los niveles no sean ni demasiado altos ni demasiado bajos.

Buenas formas de ejercicio son caminar rápido, andar en bicicleta, bailar, escalar, nadar.

  1. Mantén el estrés a raya

El estrés puede afectar los niveles de azúcar en la sangre. Las hormonas como el glucagón y el cortisol se secretan cuando están estresadas. Estas hormonas hacen que los niveles de azúcar en la sangre aumenten.

Un estudio ha demostrado que el ejercicio, la relajación y la meditación reducen significativamente el estrés y reducen los niveles de azúcar en la sangre en los estudiantes.

Los métodos de ejercicio y relajación como el yoga también pueden corregir problemas en la secreción de insulina en la diabetes crónica.

  1. Duerme bien

Dormir lo suficiente y bien te hace sentir bien y es necesario para la buena salud.

Los malos hábitos de sueño y la falta de descanso pueden afectar los niveles de azúcar y la sensibilidad a la insulina. Pueden aumentar el apetito y promover el aumento de peso.

La falta de sueño disminuye la liberación de hormonas de crecimiento y aumenta los niveles de cortisol. Ambos juegan un papel clave en el control del azúcar en la sangre.

  1. Introducir superalimentos específicos

Las bayas de goji son fabulosas para controlar el azúcar en la sangre.

Tienen un índice glucémico bajo , que es la capacidad de un alimento para generar picos de azúcar en la sangre. Además, gracias al contenido de cromo, un elemento necesario para transportar la glucosa de la sangre a las células, mantienen los niveles estables.

Puedes comerlos en la mañana con el desayuno.