Como cambiar la contraseña de mi modem de manera rapida

Hoy en día el internet es la cosa más común del mundo, nos hemos acostumbrado a dar y pedir las contraseñas del WI-FI sin siquiera detenernos a pensar el peligro que esto supone para nuestra seguridad y la de los demás.

 

La verdad es que son muy pocas las personas que se plantean la pregunta: ¿Cómo se cambia la contraseña del WI-FI?, pues, la mayoría se conforma con las “confiables” configuraciones que integran por defecto los dispositivos electrónicos, entre estas la clave del módem. Por esta razón hemos decidido traerte este tutorial para que aprendas a cambiar la contraseña del módem muy fácilmente y en tan solo 5 minutos.

 

¿Por qué es necesario cambiar la contraseña del módem?

Las razones para hacerlo dependen de cada quien, habrá personas que lo vean innecesario, así como habrá quienes al instalar un módem lo primero que hacen es cambiarle la contraseña pues se le es imprescindible.

Pero de igual manera acá te dejamos una pequeña lista con los problemas que te puede traer no cambiarle la contraseña al módem

 

  1. Las contraseñas predeterminadas son sencillamente descifrables.

Generalmente estas configuraciones por defecto son el resultado de  cifras estándares elegidas “aleatoriamente” por los sistemas de operadoras, y que constantemente son descubiertas por un sin número de usuarios, facilitándole la entrada a desconocidos.

 

  1. Nueve de diez compañías establecen límite de conexiones.

La mayoría de las compañías hacen uso del límite de conexiones para un mismo módem, sin importar la rapidez ni el alcance que este tenga. Por lo que, si tienes un infiltrado que se está aprovechando de tu conexión WI-FI lo más seguro es que la capacidad y velocidad de tu router se vean afectadas a causa de esta tercera persona.

 

  1. Eres responsable de cada acto que se haga por medio de tu WI-FI

Esto significa que todo lo que suceda a través de tu WI-FI seas tú el causante o no correrá por tu cuenta, incluyendo cualquier delito, compra o pago que realice tu infiltrado en la red.

 

  1. Quien tenga acceso a tu módem también tiene acceso a tu actividad en internet y a la información personal que tengas registrada.

Este es sin lugar a dudas uno de los peligros más grandes que trae el compartir la contraseña del módem, pues aquí es de donde se desembocan todos esas consecuencias ilícitas de las que siempre oímos pero jamás somos participes.

 

  1. El infiltrado podrá comprometer, cambiar o eliminar cualquier información, archivo o documento que tengas guardado en tu PC.

Este es casi o igual de malo que el anterior, ya que, a través de tu módem cualquier persona puede manipular, robar o deshacerse de contraseñas, información confidencial y personal, fotos y videos, entre muchas otras cosas.

 

  1. Recuerda que alguien ajeno a ti con tus datos tiene el poder de cambiar la contraseña del módem a su preferencia, exiliándote así de tu propio WI-FI.

Aunque parezca algo sacado de una película es algo que de verdad pudiera llegar a pasar y como dice el refrán “Es Mejor Prevenir Que Lamentar”.

 

Ya sacados a relucir estos posibles problemas debemos dejar en claro que no basta con solo cambiarle la clave a tu WI-FI ya que si realmente quieres proteger tus datos e información deberás reconfigurar nuevamente todo el equipo, es decir, desde el nombre hasta la contraseña,

¿Cómo cambio la contraseña del módem?

modem

Para cambiarle la contraseña a un módem te recomendamos que utilices un cable de red como medio para conectarte, de no hacerlo la conexión del ordenador se cortara de golpe y habrías de ingresar con la nueva clave del módem, de igual manera no es algo del todo necesario.

 

Un pilar base a tener en cuenta es la puerta de enlace predeterminada, esta puedes obtenerla a través de la dirección IP que se te facilita en el momento que vas a cambiar la contraseña del módem.

Después de tener la dirección IP debes reescribirla en el buscador para así poder acceder a la gestión administrativa del router allí se te solicitara el nombre de usuario y el admin (este puede variar según la operadora).

 

Hay quienes acostumbran a adivinar estos datos inscribiendo dígitos como 1234 o la palabra “admin” para el nombre de usuario y el admin. La dirección IP también es algo que suelen dejar a la suerte googleando alguna de estas dos direcciones: 192.168.1.1 o 192.168.0.1. Pero nosotros te recomendamos que mejor optes por utilizar los datos legítimos.

 

Cuando ya hayas entrado en la web de gestión administrativa tendrás que acceder a la conexión inalámbrica e ingresar en la configuración de seguridad. En esta instancia ya se puede visualizar el nombre de la red, el cual normalmente se identifica como SSID y seguidamente en la parte inferior de la pagina debería aparecer el recuadro para modificar la clave.

 

Nota: A pesar de que es un procedimiento comúnmente aplicado debes tener en cuenta que la pagina de gestión administrativa puede diferir o cambiar en ciertos detalles, esto según la operadora del router.

 

Ahora ya solamente queda cambiar la clave, registrar la nueva información y listo. Una sugerencia a la hora de elegir la clave es que la palabra, las cifras o bien sea la combinación entre estos que coloques tengan un significado o una interpretación personal de este modo es casi imposible que alguien descifre tu contraseña.

 

Si eres de los que ponen dígitos y signos asegúrate de que estos no sigan un patrón, como por ejemplo: 1234, 000*, ¡777!, pues son fáciles de adivinar. Tampoco debe representar un cumpleaños o una fiesta especial ya que es lo que primero se le ocurrirá a aquel que intente hackearte.

 

Si a diferencia del anterior tus contraseñas están compuestas por palabras no coloques nombres, ni apellidos, ni palabras sencillas a las que a cualquiera se les pueda ocurrir. Ya para finalizar te recordamos que debes seleccionar la protección WPA2 (AES) para un funcionamiento óptimo y seguro del módem.