10 Consejos para Mantener la Salud de Tu Útero y Ovarios

La salud de la mujer está llena de cuidados, en especial cuando queremos ser madres en algún momento de nuestras vidas, debemos preocuparnos por los quistes o cualquier anomalía que pueda estar sucediendo en nuestro interior.

Nuestro útero y ovarios son órganos sumamente importantes por ello debemos hacer todo lo posible para que nada los afecte o los deteriore de alguna forma, y aquí te explicaremos como.

 

Consejos para tener un útero sano

 

Hablar de lo que sucede en el interior de nuestro cuerpo es bastante complicado, porque hay muchas mujeres que no van al ginecólogo con frecuencia y no pueden saber que está ocurriendo, por eso es importante ir regularmente a revisarse, pero también es importante trabajar en nosotras a nivel social, mental y emocional porque, aunque no lo creas esto influye en la salud del útero.

1.- Información sobre tu útero y ovarios

Es sumamente importante saber todo sobre nuestro útero a nivel técnico, por así decirlo, donde está, qué es, para qué funciona, cómo es, conociendo mejor tu útero sabrás como tratarlo y entender que el útero no es un órgano simplemente para procrear, sino que está diseñado para el placer.

Cuando aprendemos lo básico de todo lo que respecta a este órgano, nuestra relación mental con él mejorará significativamente, además podrás entender que hay veces que este termina influyendo en tu estado mental. Conectarte con lo que es tu útero puede ayudarte a tener una buena relación con él.

2.- La Nutrición

La alimentación y nutrición con la que estás viviendo influye significativamente en la salud de tu útero y ovarios, los alimentos con gluten, los lácteos y en especial las carnes rojas intoxican de alguna forma la salud de tu organismo.

Nuestro sistema reproductor siempre se verá afectado por los malos alimentos que comamos, el agua que bebamos y hasta la contaminación a la que estemos expuestas, por eso debemos entender que somos lo que comemos, optar por comidas más sanas hará que nuestro útero se llene de salud.

3.- Estado físico de útero

El estado físico de tu cuerpo llena de beneficios al útero, pero existen algunas actividades que funcionan específicamente para él, uno de los mejores ejemplos es la danza del vientre que se desarrolla en la danza árabe, con esos movimientos podemos tonificar el útero y la pelvis.

Este tipo de ejercicios ayuda a crear una conciencia corporal de tu útero y como se siente, además ayuda a la hora del parto y en el acto sexual, sin mencionar que puede ayudarte a que el libido aumente y los dolores antes del periodo desaparezcan.

4.- Estabilidad emocional

Nuestro sistema reproductor es un recipiente de emociones, almacena todo aquello que sentimos, los buenos sentimientos como el amor y la alegría, pero también los sentimientos negativos como la rabia y la tristeza, y cuando esos sentimientos provienen de problemas sin resolver se quedan estacados en el útero.

Es importante saber liberar todos los sentimientos negativos para que el dolor que sufre nuestro útero por ellos, desaparezca, porque si no puede llevarnos a dolores sumamente fuertes e incluso desarrollar enfermedades que nos oprimirán más.

5.- Ser energética

Nuestro sistema reproductor no es fértil por el simple hecho de traer niños al mundo, va más allá es una energía que se gesta durante muchos meses para traer luz al mundo. Desde nuestro útero desprendemos creatividad y así como desprendemos cosas buenas las malas también.

Toda nuestra aura y energía negativa puede llevarnos a exteriorizar quistes, miomas o alguna anomalía en el útero, por ello debemos llenarnos de energía positiva en todo momento, calmar los sentimientos negativos y deshacernos de ellos.

6.- Cuidado a nivel social

Los seres humanos necesitamos del contacto, del amor y por encima de cualquier cosa la interacción con otras personas, al conectarnos con los otros logramos crear relaciones fuertes que van nutriendo nuestra vida de alguna forma y nuestro útero se nutre de ello también.

Es tan simple como pensar en la relación que tenemos con nuestra pareja sexual, si todo fluye en situaciones normales, todo fluirá a la hora de acto sexual, el útero se nutre de nuestras experiencias y no es algo de lo que debamos privarnos, al igual que nuestras amistades, en especial las femeninas, pues integramos aquellas cosas que a ellas las nutre.

7.- Vivir el momento

El estrés y la ansiedad son dos de los factores que más nos dañan internamente, pensar y pensar las cosas una y otra vez nos envuelve en un bucle del que no podemos salir, además creemos que podemos planear y controlar todo lo que ocurre, cuando no es así.

 

Nuestro cuerpo nos pide que disfrutemos de nuestros días como si fueran el último, no por pesimismo, sino porque realmente no podemos controlar el futuro, enfrascarnos en eso hará que órganos como el útero y los ovarios que se nutren de nosotras a nivel mental, se sientan presionados y desesperados por cumplir sus funciones o que se atrofien antes de tiempo.

8.- Si hay algo que te perturba, debes hablarlo

En muchas ocasiones tendemos a callarnos como nos sentimos, nos envenenamos por dentro guardando lo que pensamos y más cuando tenemos un problema, pensamos que todo lo podemos solucionar por nuestra cuenta, pero en el fondo sabemos que no podemos.

 

Pedir ayuda no significa ser inferior o dependiente, las personas que están para ti, te ayudarán con todo el amor del mundo, mientras más nos guardemos nuestros problemas, más nos afectamos internamente, y aunque no lo creamos nuestro útero está tan conectado a lo que nos pasa que también se verá afectado.

9.- Alimentos para evitar los ovarios poliquísticos

La gran mayoría de mujeres con ovarios poliquísticos, sufren de obesidad, un periodo irregular y la perdida excesiva de cabello, esto es algo que afecta la salud de nuestros ovarios pues hay una gran falta de estrógeno, casi siempre esto se controla con las pastillas anticonceptivas, pero no es algo que tenga cura.

 

También puedes combatir los ovarios poliquísticos con estos los alimentos: Patata refrigerada, moras, nueces de Macadamia, canela en polvo o en rama, castañas, aguacate, kimchi, alcachofas, espárragos y puerros.

10.- Visitas al ginecólogo

Es bastante importante conocer la salud de nuestro interior, y esto es casi imposible si no acudimos al ginecólogo, no es necesario ir todo el tiempo, con una vez al año basta, pero es importante realizarse todos los exámenes correspondientes.

 

Además de saber cómo está nuestro útero, podemos consultar cualquier duda con él o la ginecóloga, nos puede sacar de dudas y recomendarnos métodos anticonceptivos o mandarnos a hacer los exámenes necesarios para saber que todo está en orden.

 

Existen muchas cosas que nos afectan internamente, y si no vamos con regularidad al ginecólogo no podemos saberlas, debemos ser muy cuidadosas con nuestro útero y nuestros ovarios pues una mala alimentación y la herencia pueden hacer que suframos anomalías, y esto puede traernos problemas a la hora de querer tener hijos.