10 Mejores Vitaminas y Suplementos para Tener el Cabello Hermoso y Sano

Muchas personas piensan que el físico no lo es todo, y en cierta parte es así, pero es lo primero que vemos y lucir un cabello lleno de vida y volumen, puede hacer la diferencia para cualquier persona.

En distintas ocasiones sentimos que nuestro cabello no está en su mejor momento, por eso debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para regresarle la vida y aquí te ayudaremos con eso.

¿Qué debo ingerir para ayudar a mi cabello?

A veces pensamos que solo con tratamientos muy elaborados podemos obtener el cabello sano que deseamos, cuando en realidad la mejor forma de hacerlo es con ayuda de las vitaminas y suplementos, por eso aquí te explicamos cuáles debes utilizar.

1.- Vitamina C

La Vitamina C es un antioxidante sumamente intenso, se ha comprobado que ayuda a que el color de nuestro cabello se mantenga, evitando así las canas, además de que ayuda a la caída del cabello haciendo que está sea menor.

Además de mantener el color de nuestro cabello también incrementa la circulación del cuero cabelludo, esto quiere decir que los nuevos cabellitos que salgan serán muchos más y serán más fuertes y saludables.

2.- Colágeno

Este suplemento es conocido por mejorar la circulación, pues ayuda a fortalecer tanto a las arterías como a los vasos sanguíneos, esto le proporciona al cuero cabelludo y a los folículos más nutrientes.

 

Un cuero cabelludo con más nutrientes hace que el crecimiento del cabello sea muchísimo más rápido, además de proporcionarle al cabello brillo, hidratación y mayor fortaleza. El colágeno no solo ayuda al cabello, sino que la piel y las uñas también se ven fortalecidas.

3.- Vitamina B3

Al igual que el colágeno, la Vitamina B3 ayuda con a una circulación más fluida en el cuero cabelludo. Esta vitamina la podemos encontrar en vegetales que posean hojas verdes, en las zanahorias, en las almendras y algunas semillas. La Vitamina B3 es necesaria pues sin ella perderemos el brillo en nuestro cabello.

 

El tema de la circulación de la sangre es sumamente importante, pues llena de nutrientes las zonas de crecimiento de vellos, cabellos y uñas, evitando la debilitación y la pérdida o caída, brindando vitalidad y fuerza. La Vitamina B3 es un gran complemento para la biotina.

4.- Hierro

El hierro es muy parecido al colágeno, pues su función también tiene que ver con la circulación de la sangre, pero el hierro actúa en el cabello evitando que este se vuelva más finito y evitando la caída del mismo. Este mineral ayuda a la salud en general de tu cabello.

 

Es importante el consumo extra de hierro pues la mayoría de mujeres sufren de anemia y fatiga por la falta del mismo, no solo ayudarás a que tu cabello luzca más sano y fuerte, sino que tu cuerpo también te lo agradecerá.

5.- Vitamina B7

En nuestro cuero cabelludo está formado por folículos pilosos, por ahí es que salen los cabellos y es un órgano delicado que debemos cuidar muchísimo, y para ello tenemos la Vitamina B7, está lo que hace es producir ácidos grasos en esta área.

 

Los ácidos grasos que produce la Vitamina B7 ayudan a fortalecer los cabellos que está por nacer y llenar de brillo e hidratación a los existentes. Es importante saber que está vitamina no debe tomarse en abundancia, pues la grasa en exceso en el cabello puede hacerlo lucir sucio.

6.- Cobre

El cobre ayuda a la resistencia de tu cabello, muchas de nosotras nos pintamos el cabello, nos lo planchamos o secamos y esto va desgastando nuestro cabello, resecándolo y haciendo que pierda su brillo. Este mineral ayuda a la producción de las células de la papila, estas se encargan del agilizar el crecimiento de cabello.

 

Ingerir cobre como suplemento es de vital importancia para tu cabello, porque sin él puedes llegar a sufrir de calvicie y algunos piensan que la alopecia se debe a la falta de cobre también. Pero se debe ser muy cuidadoso con este, no debes ingerir hierro y cobre al mismo tiempo porque entre ellos se neutralizan.

7.- Biotina

Esta es una vitamina que ayuda a prevenir la caída del cabello, cuando empezamos a envejecer nuestro cabello se debilita bastante y empieza a quebrarse muy fácilmente, pero eso puede evitarse con el consumo de la Biotina.

 

Esta vitamina la puedes conseguir en pastillas y puedes ingerirla sin ningún problema, pero también se recomienda que se le agregue al champú que utilices para ir fortaleciendo directamente a tu cabello y el área del cuero cabelludo.

8.- Vitamina E

La mejor forma de hacer que el cabello crezca rápido es estimulando la circulación de los vasos sanguíneos que tenemos en el cuero cabelludo, la Vitamina E se utiliza para oxigenar la sangre, mientras más oxigeno más fluida es, y esto hace que la circulación mejore.

 

Muchas mujeres sufren de la caída de cabello porque lo tienen muy débil y eso se debe a que la circulación en el cuero cabelludo no es la mejor, este tipo de vitaminas hará que tu cabello crezca muy rápido y lo mantenga fuerte.

9.- Ácido Fólico

El Ácido Fólico entra en el rango de Vitaminas B, está cargado de beneficios tanto para nuestro cabello como para el cuerpo entero, pues nos proporciona una gran cantidad de nutrientes y ayuda a la circulación de la sangre en el cuero cabelludo.

 

Es importante ingerir Ácido Fólico ya sea en pan o cereales, o en forma de tabletas, porque la falta de esta vitamina en nuestro cuerpo puede conducirnos a la caída del cabello, a la debilitación del mismo y causarnos anemia.

10.- L-cisteína

Quizás de entre todas las vitaminas y suplementos que hemos mencionado no sepas que la L-cisteína ayuda a fortalecer el cabello, aumenta su crecimiento, evita que se quiebre y puede llegar a mantener la humedad en el mismo.

Este suplemento es utilizado para la construcción de la queratina, que bien sabemos hidrata de forma profunda nuestro cabello, y por si solo también logra hacerlo. La L-cisteína puedes encontrarla en la avena, el queso, la soja, y en la carne de res.

Existen muchísimas maneras de hacer que nuestro cabello luzca hermoso, los suplementos y vitaminas son una de las mejores formas, solo debemos tomarnos el tiempo necesario para consentirlo